Ser PYME o no ser…

En el ideario de creación, desarrollo y continuidad de una empresa, aparece frecuentemente el concepto del esfuerzo, del trabajo dedicado, de la idea, la oportunidad, de la competencia, … el capital para iniciar el camino.

Es de gran interés analizar cómo en la inmensa mayoría de ocasiones en que se han forjado compañías de suficiente entidad, se han dado alguna de estas consecuencias: capital público o subvención directa, capital disponible privado por exceso de capacidad de ahorro (les sobraba pasta),  o vía libre de crédito desde la entidades financieras. Si a esto sumamos la creación de estas empresas sobre un entremado de normativas legales, exigencias administratias, empresas subsidiarias pantallas para derivar posibles responsabilidades futuras; nos encontramos con que son las empresas que surgen bajo estos contextos las que tienen oportunidad real de permanencia y continuidad. Y la tienen porque nacen con capacidad financiera suficiente, cumplen unas exigencias normativas a las que no tienen acceso la inmensa mayoría y, a la vez se organizan aislando  responsabilidades futuras.

si la competencia fuera real

Para todo aquél que esté iniciando o tenga una empresa operativa que no haya nacido o se encuentre bajo las circunstancias descritas, siento decirle que sus oportunidades de supervivencia son mínimas. Caerá más pronto que tarde por una puntual falta de liquidez que dispare las demandas por obligaciones garantizadas, sin ningún limite operativo. En ese momento, una “gran empresa”, nacida bajo el auspicio de una supuesta e irreal competencia perfecta, adquirirá el negocio en quiebra por un módico precio, si la empresa que usted ha creado es realmente valiosa.

No quiero trasladar una visión de pesimismo con lo escrito, sólo de realidad. Suele hablarse sobre la igualdad de oportunidades, y por tanto de posibilidades reales de multiplicar el éxito del conocimiento de una socidad completa, que genera un sistema formativo en el que todos los estudiantes tuvieran las mismas condiciones de salida, soporte, acceso a contenido, libros, profesorados, instalaciones,… De la misma manera, en una sociedad donde las empresas se iniciaran en igualdad de oportunidades, serían sólo aquéllas de valor las que prosperarían y generarían mayor cantidad de riqueza con los mínimos recursos.

La economia de rapiña empobrece a la sociedad

La realidad es, que sobreviven empresas por condiciones no puramente económicas, basadas en la competencia y la eficiencia; sino que sobreviven por causas normativas, políticas, restrictivas en el acceso,… No se genera un tejido empresarial basado en la eficiencia, sino en organizaciones que operan para “extraer” el máximo a la sociedad a cambio de retornarle el mínimo. Se generan organizaciones cuyo comportamiento antieconómico es de auténticas extractoras de riqueza, y se hacen grandes, pero lo son resultando tremendamente costosas para una sociedad que, en su conjunto, va perdiendo día tras día su riqueza, que se traslada a estas organizaciones basadas en la “economía de rapiña”; para que finalmente la hagan desaparecer en un paraíso fiscal…

¿Existe alguna microempresa o PYME que realmente esté interesada en operar en entornos económicos donde la competencia es tan irreal y tan desigual?

Anuncios
El futuro exige estrategia

Microempresas y externalización

Cuando se habla de la gestión de la microempresa, suelen aparacer referencias a “el asesor“, “el informático“, “el de la imprenta“,… es decir personas con  nombre y apellidos concretos y, una relación personal y profesional estrecha que asumen de manera directa ciertas actividades que son necesarias para la micropyme, y que ésta no puede absorver por sí misma.

Los servicios externalizados deben aportar un valor superior al coste que nos suponen

La personalización a la hora de resolver estas necesidades viene motivada la mayoría de las veces por la necesidad de que éstas queden resueltas, con la aplicación del mínimo coste posible. Desde esta perspectiva, se considera que alguien más o menos conocido y reconocido resolverá, y repercutirá un coste relativamente bajo, o al menos suficientemente asumible. Lo interesante para la microempresa es finalmente lograr la liberación absoluta y despreocupación de estas tareas, obteniendo una dedicación total al objeto de su negocio, que es finalmente de dónde obtiene sus ingresos.

Esta perspectiva, si bien tiene su sentido, supone de facto no una contratación de unos servicios, sino una total delegación de funciones con todas sus consecuencias. La micropyme no percibe, en general, que está realizando una subcontratación de procesos principales de la gestión empresarial, y por tanto básicos para su continuidad y existencia. Esta actitud fue similar en las grandes organizaciones cuando se inició la externalización de tareas empresariales, no vinculadas al corazón de su negocio. Inicialmente también se asumía el modelo de delegación, pero el tiempo les ha demostrado que, aunque externalizadas estas tareas, forman parte de sus procesos. Quiere esto decir que, el buen hacer o no de estas empresas repercute directa y seriamente en su propia continuidad. No se encontraron frente a un mero coste que eliminaba una tarea, descubrieron que ese coste se asume a cambio de unas prestaciones que suponen unos resultados y unos objetivos que deben ser medidos, calificados e identificados mediante criterios objetivos de calidad.

La medición de estas prestaciones de servicios externas, sirvió para poder conocer si estaban aportando, o no, realmente un valor añadido a la organización; si éste valor añadido suponía un coste real superior, o no, al precio pagado por los servicios; descubrieron la necesidad de fijar criterios y operaciones precisos y definidos para la entrega de recursos e información a, y recepción de resultados, desde las empresas a las que habían externalizado servicios. Finalmente se evaluó de manera objetiva la eficiencia financiera obtenida, la aportación a la mejora de los resultados financieros de la organización de la externalización, o no, de determinados servicios, a determinadas empresas.

El futuro exige estrategia

Quizá todo este trabajo, realizado por grandes corporaciones, pueda resultar de partida enorme y desproporcionado para la micrempresa, y desde luego no pretendemos animarlas a asumir tan enorme tarea. Pero sí, nos gustaría invitarlas a revisar y conocer despacio cuántos servicios tienen externalizados. Olvidemos “al asesor, y pensemos que finalmente es un proveedor externo que realiza un trabajo para mí, a cambio de una contraprestación; hecho este cambio de pensamiento, llega el momento de analizar si el servicio que ofrece es de calidad, mantiene continuidad, me aporta los conocimientos que preciso; y el coste que me repercute queda justificado por mis necesidades y su calidad del servicio. Invitamos a realizar este análisis para cada proveedor externo, a escribir en un lado de un papel su aportación a mi empresa, y en el otro lado el coste. Cuando estén todos registrados, será el momento de conocer exactamente cuánto me estoy gastando anualmente en estos servicio y qué estoy consiguiendo… a la vista de los resultados, ¿se les puede pedir más? ¿se les debería pagar menos? ¿se deberían eliminar? ¿se deberían sustituir? 

Los servicios externalizados deben aportar simpre un valor añadido superior al coste que nos suponen

La supervivencia empresarial, cuando sobrevivir es el autentico riesgo…

Esta semana se ha publicado en España un informe sobre las perspectivas del sector de las tecnologías de la información. Este sector, considerado tradicionalmente como dinámico e innovador, llega a la conclusión de que durante los próximos meses y, para la mayoría de las empresas del mismo, su objetivo es sobrevivir.

A raíz de esta publicación, he querido analizar el concepto de supervivencia de una empresa, pues me ha resultado curiosa su aplicación. Cuando hablamos de supervivencia, es siempre hacia el mundo animal y hace referencia a la imperiosa necesidad de cubrir necesidades vitales, sin las cuales la muerte es segura: agua, alimento, cobijo. Pero, la supervivencia añade otro factor más: reproducción, ninguna especia podrá jamás sobrevivir si, no forma parte de sus necesidades vitales la propia continuidad a largo plazo de la especie. ¿Son éstas las acepciones que subyacen bajo la idea de la supervivencia de las empresas?

supervivencia

Supongo que el concepto se aplica a la necesidad de resolver la cuestión más directa de la causa de desparación de una empresa: la falta de liquidez (no se puede acceder a dinero para continuar las operaciones), y el desajuste de caja (los gastos superan los ingresos). Claramente, ninguna organización puede operar sin dinero, máxime cuando muchas de ellas mantienen un altísimo nivel de endeudamiento, reclamado y no renovado, por las instituciones financieras en quienes habían confiado, hasta ahora. No voy a entrar en este blog en esos problemas, sino en el concepto de reproducción, que mantiene vivo a las especies; la necesaria estrategia de continuidad más allá de la obligación de cubrir las necesidades básicas diarias. Sin este objetivo de largo plazo, la supervivencia como modelo de gestión tiene algo seguro: morirá, quizá algo más tarde, pero seguro que morirá y desaparecerá irreversiblemente.

Quizá quien plantea la supervivencia empresarial sin un objetivo de continuidad, pueda entender que el día después de que las necesidades apremiantes de sobrevivir puedan percibirse suficientemente aseguradas, todo continuará igual que el día antes del inicio de la situación extrema presente. Quizá por ello, sólo considera necesaria la preocupación por el día a día, cuando todo esto pase, ese mismo díae todo seguirá tal como estaba cuando operábamos con éxito. 

El futuro exige estrategia

Pero, para quien sólo considere sobrevivir, tenga esto en cuenta: el cambio en el mundo empresarial, competitivo como el animal, es continuo, imparable y no retroactivo. Quiere esto decir, que cada día que su empresa, además de sobrevivir, lo pierda en el proceso de adaptación, preparación y asimilación de los nuevos modelos y maneras de relación mercantil, que necesariamente eclosionarán tras el período de crisis, pues ya están consolidándose; tendrá asegurado que, ese día, ese mismo día, tras tantos meses de supervivencia, descubrirá que no tiene capacidad de competir, que ha quedado fuera del mercado, que ha perdido la oportunidad de la adaptación y adecuación. Será en ese mismo momento, cuando haya llegado al final de su período de supervivencia, cuando desaparecerá, sencillamente…, sin más.

¿Considera que esta pueda ser su realidad, y su necesidad futura, aunque no la haya percibido por el terrible día a día de la supervivencia?

7 objetivos mensuales para crecer de emprendedor a empresario

grandes Pymes

7 objetivos mensuales para crecer de emprendedor a empresario

Por: Marco A. Nájera Sixto

7 objetivos mensuales para crecer de emprendedor a empresario : Si bien es cierto que la mayoría de las empresas y de los empresarios consideran el año natural como su ciclo estratégico de negocio, la realidad es que cada día podríamos definirlo como una nueva oportunidad para asegurar eléxito del negocio.

Pero en esta ocasión quiero hablar de lo que como empresario exitoso que seguramente deseas ser, deberías hacer al inicio de cada mes. Se trata de los 7 objetivos META que toda persona que desea crecer de emprendedor a empresario exitoso, debería definir cada mes:

1. ¿Monto que deseas/necesitas ganar éste mes?

2. ¿Cuánto necesitas vender para ganar ese monto?

3. ¿A cuántos clientes actuales visitarás o contactarás para generar esas ventas?

Ver la entrada original 527 palabras más

Si te dedicas a comunicar es necesaria empatia

Me gustaría contaros el caso que estoy viviendo en una serie de seminarios a los que estoy asistiendo, relacionados con la gestación, creación y operación de una empresa basada en el e-commerce.

infotech

Varias de las sesiones, como no podría ser de otra manera, se han centrado en la acción de la venta y la comunicación online. Algo absolutamente trivial si se aspira al éxito comercial en la red. Los ponentes, profesionales especialistas en estos temas… ¿especialistas en comunicación?

Al plantear la duda sobre la especialización en comunicación, me estoy refiriendo a una problemática inherente al novedoso espacio de la comunicación online y el social media. Frente al público asistente, se encontraban profesionales técnicos de altísimo nivel, profesionales técnicos en programar tiendas de comercio electrónico y emplear las redes sociales, su carencia… precisamente la comunicación.

Dos horas abrumadoras de datos, conceptos, imágenes, gráficos, discursos monótonos, sin cambio de ritmo, poco vitales, aislados de las demandas de conocimiento expresadas por los asistentes… Y, tenían razón estos ponentes, nos mostraron, demostraron y volvieron a poner negro sobre blanco que son grandes técnicos en usar máquinas, en distribuir y organizar redes sociales o lograr la tienda electrónica más eficaz… ¿pero, eso es lo más importante?

Si hoy existe un problema en internet es el terrible problema de la saturación de contenidos… iguales. Hoy estoy escribiendo este blog, pero si usted llega a leerlo, con total seguridad estará recibiendo en el mismo intervalo de tiempo, un elevadísimo número de contenidos muy similares a este, ¿y por qué se va a preocupar de lo que yo le cuento?

Una tendencia de los técnicos, los mejores técnicos, es saber emplear con gran eficacia las herramientas que se posicionan entre las más empleadas o seguidas en un momento del tiempo. El resultado, en prácticamente días, si no horas, son capaces de poner en uso la última capacidad técnica que está atrayendo público. Son capaces… todos, en unas horas de lograr el máximo potencial de una nueva técnica, que ya ha inherentemente ha perdido su eficiencia.

Si todos hacen lo mismo, por muy bien que lo hagan ¿dónde está la diferenciación, donde la propuesta de valor particular? De manera casi inmediata, docenas de técnicos están ejecutando la misma técnica de la misma manera. Y, es su trabajo, son buenos técnicos, usan lo mejor de la manera más eficaz…, pero la comunicación exige empatía, diálogo, intercambio, acercamiento, personas, emociones, intenciones, opiniones, creación de discursos compartidos.

cab.jpg

Y, volviendo a los ponentes de estas sesiones, no dejo de sentirme sorprendido al ver cómo se les trasladaban preguntas, cuestiones, dudas particulares y por tanto diferentes, y su respuesta era así de simple: “sí, bueno, pero las cosas son como yo las estoy contando”, y continuaban sin más con su presentación… ¿Cómo es posible que alguien que no escucha a la audiencia que está sentada frente a él, exponiendo sus necesidades, preocupaciones, impresiones; pueda no ser escuchado? ¿Cómo es posible que esta persona pueda presentar que redes sociales son diálogo, si realmente no es capaz de crear un diálogo que se separe de su discurso, con personas con las que manteniene una presencia física? La respuesta, ya la he adelantado, es un técnico, no un comunicador.

Pero para vender, se necesita comunicar, es la base del intercambio de bienes y servicios. Y he aquí que, agradeciéndole que haya llegado hasta esta línea de mi discurso, le traslado la siguiente pregunta ¿Considera usted que tiene sentido para diseñar, ejecutar, seguir y analizar un plan estratégico de comunicación, un grán técnico con baja capacidad de comunicación; o por el contrario es más útil con gran comunicador preparado técnicamente? ¿Quiere usted vender…?

Contabilidad en la nube con abmanager

¡Hola de nuevo!

Vuelvo con un poco de retraso, pero las pilas cargadas para presentaros otra herramienta inmersa dentro de la tecnología del Cloud Computing.  Su nombre es abmanager y ayuda a las pymes y autónomos a gestionar su contabilidad, teniendo en cuenta que este tipo de empresas no suele tener en su personal un experto contable que se dedique únicamente a esto, por lo que la persona que utilice la herramienta no tendrá que tener conocimientos sobre el tema. abmanager está pensada especialmente para  poner al alcance de la mano de inexpertos en contabilidad el desarrollo de estas tareas.

Para que quede claro desde el principio, quiero explicar que esta herramienta consta de tres versiones, según las necesidades del cliente:

1º Gratuita: Está destinada a autónomos y su finalidad principal es realizar el IVA trimestral.

2º Basic: Está destinada a autónomos y  sirve para realizar la gestión comercial, la gestión básica de ingresos y gastos y el resultado del ejercicio.

3º Pro: Está destinada a pymes y realiza la gestión comercial, la contabilidad PGC 2007 y la contabilidad de bancos.

Como ya he dicho antes, un autónomo no tiene por qué saber de todo lo que rodea a su trabajo y generalmente para las operaciones de contabilidad contrata a una gestoría. De igual manera ocurre con  las pymes (en concreto abmanager se especializa en empresas con unos diez empleados), las cuales o bien contratan ayuda externa o le otorgan esa labor a un empleado que tiene otros trabajos a parte de llevar la contabilidad, por lo tanto no puede dedicarle mucho tiempo, y que además puede no contar con conocimientos sobre el tema y verse perdido a la hora de desarrollarlo y de utilizar otras herramientas contables, ya que generalmente son complicadas y están pensadas para expertos. Estos problemas son precisamente los que viene a solucionar abmanager. Tan solo a través de una plataforma web, el administrador y los autorizados por él pueden gestionar la contabilidad de la empresa a través de una herramienta fácil y que se adapta al nivel del usuario y habla su mismo idioma. Por fin tenemos  un servicio muy profesional utilizado por NO profesionales en el sector. Por fin un pequeño negocio también puede permitirse manejar sus cuentas desde dentro de la empresa.

contabilidad

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES

abmanager contabiliza los asientos de modo automático, semiautomático y/o asistido. Para ello, se basa en el reconocimiento previo de apuntes a partir de la descarga del cuaderno 43, es decir, la banca electrónica. No es más que un fichero que está normalizado. En él se refleja la información bancaria de las cuentas corrientes y de las pólizas de crédito, y se usa para mecanizar contablemente los movimientos bancarios y conciliar tesorería, ayudando así a ahorrar en tiempo y en errores producidos.

abmanager es pues una herramienta que genera un documento único, consiguiendo un óptimo desarrollo del sistema, no se queda anclada en el pasado ya que trabaja en un entorno puramente digital, permite introducir manualmente asientos contables y visualizar el extracto de cuentas, y entre las obligaciones fiscales que liquida destaca el IVA y Retenciones Profesionales, por Arrendamientos e Intereses.

abmanager

DESDE MI PUNTO DE VISTA

Como ya hemos mencionado antes, los administradores de la cuenta pueden añadir asientos manualmente y a cada uno de estos el sistema les asignará un número y los agrupará en cuentas visibles para el usuario o solo pasa el sistema. Explicado de una forma más clara, la información que nosotros añadimos a la cuenta queda registrada, pero además el sistema hace una relación de nuestras operaciones organizando también la información que deduce de éstas y que, aunque en principio no vayamos a necesitar, puede que nos sea útil en algún momento. De esta forma al administrador solo se le mostrarán los datos puramente necesarios, para no saturarle y liarle con términos más complejos, pero si alguna vez necesitase otro tipo de información derivada de sus operaciones el sistema también se lo mostraría. Aquí es donde yo encuentro la diferencia entre abmanager y otras herramientas contables, en las facilidades y claridad que aporta al usuario.

Esa claridad se percibe nada más acceder a la cuenta, ya que visualmente esta herramienta “entra por los ojos”, debido a su simplicidad, que no quiero decir con ello que haya que renunciar a hacer un buen trabajo. La mayoría de las veces, los que no sabemos de contabilidad la relacionamos con una avalancha de nombres y números demasiado complejos. Con abmanager TODO queda registrado, pero solo vemos lo que necesitamos. Además, conseguiremos acceder rápidamente a las informaciones, ya que la perfecta organización de la herramienta es otra de las cosas que me llamó la atención al descubrirla. Mucho contenido y muy ordenado.

A todo esto hay que sumarle lo fácil que es no solo encontrar información en la herramienta, sino también añadirla y consultarla. Todos los formularios de abmanager son muy parecidos y tienen muy pocas opciones (de nuevo solamente las necesarias), la de hacer una factura nueva o consultar una anterior.

Por otra parte, uno de los asuntos que más me gusta, y que resulta interesantísimo para los autónomos, es que desde una misma cuenta puedes gestionar diferentes empresas. Además, puedes cambiar de una a otra en una misma sesión con un solo clic.

Por último, he de comentar un punto muy bueno de la herramienta que al mismo tiempo tiene un inconveniente. Es muy sencillo introducir las nóminas, ya que el usuario añade los datos básicos y el sistema los desglosa. En cambio, estos datos deben meterse todos los meses porque la herramienta no tiene la opción de que queden registrados por si la nómina es la misma de un mes a otro. Esto no resulta un problema muy grande en empresas de tamaño limitado, pero desde abmanager están trabajando para solucionarlo y así perfeccionar el servicio.

En resumidas cuentas, recomiendo totalmente abmanager, pero si quieres conocerla y opinar por ti mismo puedes entrar ahora mismo en su página web, pedir información y probar su servicio totalmente gratis durante 15 días.

Descubre abmanager en cloudby@n, innova market